El joven roble plantado en la Casa de Juntas garantiza la continuación de la estirpe del Árbol de Gernika

Árbol de Gernika

El 2 de marzo de 2015 ha pasado ya a los anales de la Casa de Juntas de Gernika. Será recordado como el día en el que un joven roble de 15 años continuó el camino iniciado por sus antecesores hace siglos. El símbolo más universal de los vascos rejuvenece de aspecto, pero mantiene su espíritu intacto y robusto. Su relevancia histórica ha quedado patente hoy en un acto que ha contado con la más alta representación institucional de Euskadi.